Sé libre…¡cállate!

Hay miles de ocasiones en las que la censura puede parecer justificada.  La tendencia del ser humano a decir idioteces es reconocida en todo el universo y seguramente reproducida con admiración en múltiples universos paralelos.  ¿Qué necesidad hay de permitir la libre expresión para ofender a las víctimas del terrorismo o para criticar las institucionesSigue leyendo “Sé libre…¡cállate!”

Donald Trump, lider del mundo libre…

El poder le calmará, la política es el arte de lo posible,” decimos desde la confianza en el sistema para convencernos de que los compromisos del poder mantendrán bajo control—o cuanto menos atenuarán—los extremismos de los gobernantes que nos asustan; ignorando que en numerosas ocasiones no hay compromiso más intenso que esos mismos extremismos queSigue leyendo “Donald Trump, lider del mundo libre…”

Perplejidad y rabia electoral

Decía Aristóteles que la democracia es el peor de los regímenes virtuosos; la elección de la mayoría, argumentaba, no siempre es la mejor y podría ser potencialmente más acertada de depender de una élite o monarca virtuoso pero, no teniendo la seguridad de que éste y aquellos no se conviertan en una desviación viciosa ySigue leyendo “Perplejidad y rabia electoral”

La medida de nuestra maldad

      La medida de la maldad de una sociedad está en las mezquindades que aprende a justificar. Es una esencia oscura, la concentración de sus mayores vergüenzas; donde ninguno de sus miembros llegaría individualmente lo hará la comunidad diluyendo las responsabilidades para que siendo todos culpables no lo sea ninguno. En la nocheSigue leyendo “La medida de nuestra maldad”

Alcantarillas

No hay que mirar atrás, no se puede. Bernardo no creía que así se evitaran los malos recuerdos, pero sí al menos que se presentaran como imágenes completas, reduciéndolos a breves destellos de deslumbrante oscuridad, deslumbrante como todo lo que no soportamos mirar. También los buenos le dolían, sobre todo los buenos, bellas postales deSigue leyendo “Alcantarillas”

El mapa mental de la corrupción (II): el martillo y el moho

La indignación con la vida política nunca puede estar exenta de esperanza; de perderla se convierte en un ejercicio de charlatanismo de barra de bar, una actividad tan buena para la salud como estéril en la mejora de las circunstancias criticadas. Seamos positivos, en España al menos tenemos corruptos; opción siempre preferible a aquella otraSigue leyendo “El mapa mental de la corrupción (II): el martillo y el moho”

El mapa mental de la corrupción (I): la conspiración Zu Gutemberg

Nada más oír el nombre de Karl Theodor Zu Gutemberg (recuerden estas siglas KTZG: ya me ocuparé de que signifiquen algo) pensé que se trataba de un personaje de novela; el político más prometedor de su generación, un Kennedy a la alemana, lo cual viene a ser como una paella a la inglesa; con laSigue leyendo “El mapa mental de la corrupción (I): la conspiración Zu Gutemberg”

Internet Arábiga (II): sobre exploraciones y explotaciones

De camino a la plaza me he encontrado a una joven que volvía de allí. Tenía el pelo deliciosamente enmarañado de la juventud; lo que en una persona veinte años mayor hubiera evocado desaliño, en ella, miope prodigio que aún no llegaría a los veinticinco, comunicaba rebeldía. La eterna veneración de la juventud; la vidaSigue leyendo “Internet Arábiga (II): sobre exploraciones y explotaciones”

Internet Arábiga (I): El camino a la plaza

No conozco a nadie que apoye la opresión del pueblo saharaui por parte del estado de Marruecos o la tímida contestación del gobierno español al respecto; me refiero a apoyar, no a justificar, que del deporte olímpico de la justificación con pértiga los ejemplos son infinitos; tal vez frecuente bares y cafeterías progres donde seSigue leyendo “Internet Arábiga (I): El camino a la plaza”